En lactancia, puedes cuidar de tu peso manteniendo la salud de tu bebé

En lactancia, puedes cuidar de tu peso manteniendo la salud de tu bebé

El periodo de la lactancia materna representa una oportunidad para la madre de fortalecer el vínculo afectivo con su bebé, es un momento íntimo y especial que siempre recordarás. Además, es la mejor forma de alimentar al recién nacido, ya que aporta energía y nutrientes, factores de inmunidad y crecimiento que lo protegerán contra enfermedades y contribuirán al adecuado desarrollo del bebé.

Hay muchas mamás que desean recuperar y/o cuidar su peso durante la lactancia, pero temen que pueda tener algún efecto en su bebé. Se ha demostrado que mujeres que siguen una dieta balanceada, con adecuado control de la cantidad de energía y una adecuada variedad de alimentos, que siempre incluya frutas, vegetales y proteínas de buena calidad, tienen mejores posibilidades de superar el embarazo y periodo de lactancia sin deficiencias nutricionales.

Además, es importante notar que estas características de alimentación (consumo de frutas y vegetales en abundancia, alimentos de buena calidad con un buen balance energético) son también la base de un peso saludable. Al aplicar estos principios a tu alimentación, no solo beneficias a tu bebé y su crecimiento y desarrollo, sino que tu salud se verá beneficiada al aportarte gran cantidad de nutrientes fundamentales y evitar aumento de peso no deseado.

Para la alimentación de la lactancia, se recomienda:

  • Dividir la comida del día en 5 tiempos diferentes.
  • Siempre incluir todos los grupos de alimentos.
  • Tomar abundantes líquidos, preferiblemente agua, evitando bebidas azucaradas y carbonatadas.

Siempre debemos tomar en cuenta que una madre que preserva su propia salud, preserva también la salud de sus hijos.

Fuente: Dra. Gabriela Rodríguez